Fotodepilación médica

La fotodepilación proporciona resultados a largo plazo y no conlleva efectos secundarios: elimina el pelo sin que la piel sufra.

2200x600xmedicinaestetica_corporal_fotodepilacion_b.jpg.pagespeed.ic.FS3gLM-x6z

Consiste en aplicar un pulso de luz que atraviesa la piel del paciente y se transforma en calor al ser absorbida por la melanina del pelo. Este calor consume la estructura del pelo y evita que vuelva a crecer.

El tratamiento completo de fotodepilación se lleva a cabo a lo largo de varias sesiones de menos de una hora de duración, tras las cuales el paciente puede volver inmediatamente a su actividad normal.

Las zonas donde se aplica este tratamiento: labio superior, patillas, mentón, dedos; axilas, ingles, base barba hombre; medias piernas hombros, brazos; piernas completas, tórax…

La eliminación del pelo mediante láser o IPL es un método rápido y seguro.

Esta técnica permite eliminar el vello de todas las partes del cuerpo, incluyendo el mentón, labio superior, mejillas orejas, nariz, frente, cuello, axilas, brazos, tórax, areolas, espalda, línea alba, ingles o piernas.

DEPILACION-MASCULINA

¿QUÉ ES?

La fotodepilación consiste en la destrucción del folículo piloso mediante energía lumínica, basada en la captación selectiva de esta energía por el folículo piloso, el calor que se desprende destruye la matriz, la estructura responsable de la formación de un pelo nuevo.

La luz es captada selectivamente por la melanina, pigmento que se encuentra con mayor concentración en el folículo del pelo, especialmente en la fase de crecimiento. Como existe un porcentaje de pelos que se encuentran en otras fases de crecimiento, no podrán ser eliminados en una sesión de tratamiento, y por ello, serán necesarias varias sesiones.

El tratamiento completo de depilación suele necesitar 4-6 sesiones, dependiendo de cada persona y de la zona tratada. Una vez finalizado este se recomienda un mantenimiento que según los casos puede ser de 1-2 sesiones al año.

DSC_9935

¿CÓMO SE APLICA?

No se debe realizar el tratamiento sobre pieles bronceadas, y debe evitarse la exposición al sol durante 4-6 semanas antes del tratamiento.

No deben depilarse las zonas a tratar, ha de evitarse la decoloración y  arrancar el pelo con cualquier método. No debemos olvidar que el objetivo del tratamiento es el folículo piloso y deben estar presentes el mayor número de ellos durante el tratamiento, para lograr una mayor eficacia de la sesión.

Durante la sesión se aplica un gel transparente, que recubrirá la zona a tratar, tiene un efecto conductor de la luz y de protección de la piel.

Inmediatamente después de la sesión puede aparecer un edema perifolicular y un enrojecimiento en la zona que suele durar unas horas. Por ello se aplica Aloe Vera y cremas calmantes e hidratantes.

Evitar la exposición al sol en la semana siguiente al tratamiento para reducir el riesgo de hiperpigmentación. Usar cremas de protección solar durante todo el tratamiento.

El intervalo entre sesiones será de 1-2 meses. Este es el tiempo aproximado que necesita el vello para completar su fase de crecimiento y volver a salir.

Después de cada sesión el vello crece menos, más débil y más claro.

fotodep021

BENEFICIOS

La fotodepilación con luz pulsada intensa nos ofrece  la ventaja de poder adaptar los parámetros del tratamiento a las características de la piel y del pelo en cada sesión, especialmente a medida que avanza el tratamiento, ya que las sucesivas sesiones modifican las características del pelo que se va volviendo más fino y por tanto más difícil de eliminar con otros sistemas.

La fotodepilación es la mejor opción para aquellas personas que presentan procesos de foliculitis o quistes por pelo enclavado, especialmente en ingles y piernas, y para todas aquellas  que quieren olvidarse de los métodos clásicos de depilación.

No puede considerarse un método definitivo, pero si muy duradero. Actualmente es el método de depilación que con efecto más prolongado en el tiempo.

fnd_consultadermatologo